Los niños expresan los conflictos de la familia

 

Cada vez tenemos más información respecto a lo que sienten y lo que viven los niños en cada edad, y  hay muchos autores que estan de acuerdo en el hecho de que a nivel emocional, la madre y el niño están totalmente conectados desde la concepción hasta que el niño tiene 7 años, incluso hay autores como Laura Gutman que sostienen que los niños hasta los 3 años experimentan una fusión emocional con la madre, comparten con ella todo su campo emocional, así el niño vive como suyas las emociones de la madre porque en este momento, todavía no puede distinguir entre unas y otras…
IMGP2457
En el trabajo de la biodescodificación sabemos que existe un periodo al que llamamos proyecto sentido, que va desde la concepción hasta los 3 años, donde se graban multitud de programas que vamos a desarrollar a lo largo de nuestra vida… se graban programas de si somos deseados o no deseados
Se graba toda la información de la situación de la pareja o de la familia en ese momento, todas las emociones de la madre, sus conflictos, sus dudas, se graban las situaciones sociales o históricas del lugar donde estamos, toda la información del embarazo, también información sobre como hemos llegado al mundo, como se ha recibido al bebé y todas y cada una de las experiencias propias del niño y de la madre durante este tiempo.

Hasta los siete años, los niños son una auténtica esponja emocional, porque como todavía no tienen el neocórtex totalmente desarrollado, son especialmente sensibles a las emociones, que son el lenguaje que les es propio y además las perciben de forma limpia, sin contaminación racional alguna.
Y así es como los niños, a través de las enfermedades y síntomas que padecen, nos están reflejando nuestros propios conflictos inconscientes, como el más amoroso de nuestros espejos: un niño que tiene a menudo dolor de barriga puede estar expresando una dificultad de la madre para digerir algo que le está ocurriendo, o un niño que se enferma de bronquitis o que tiene asma habitualmente está denunciando un ambiente tóxico en casa y dificultades de relación en su entorno más cercano o un niño con otitis frecuentes está expresando una irritación de la madre por escuchar algo que no quiere oír…

Dejando atrás la culpa, si queremos ayudar a nuestros hijos pequeños a que estén más sanos, si queremos evitarles sufrimiento, ocupémonos de nosotros mismos, tomemos conciencia de nuestras emociones, expresemos como nos sentimos, hablemos, busquemos ayuda… pero sobretodo no hagamos como que no pasa nada, porque ellos, los niños, perciben desde su inocencia muchísimo más de lo que nos parece y están dispuestos a mostrárnoslo incansablemente… así que acojamos la oportunidad que nos da la vida para crecer y hacernos cargo de nosotros mismos. Y sería fantástico aprovechar para expresarles como nos sentimos, para que ellos puedan distinguir lo que no es suyo y empezar a poner palabras a las emociones que están sintiendo…

A veces ocurre que trabajando con la mamá no encontramos nada relacionado con este malestar del niño… entonces es muy habitual que los niños estén expresando un conflicto del clan, de hecho siempre que un niño nace con una enfermedad congénita es algo que obviamente no es suyo, y va a ser muy útil hacer el estudio del árbol genealógico, para tratar de entender que está reparando este niño con esta enfermedad y así poder liberar al niño y al clan.

Todo lo que le ocurre al padre también va a influir al niño, pero de otra forma, de hecho el niño lo va a sentir pero a través de la madre y con las emociones de la madre, por lo que hemos dicho de la conexión… Es decir que si por ejemplo el papá se queda sin empleo y la mamá no se siente preocupada porque confía en que va a encontrar algo pronto, no le da importancia porque son cosas que pasan y piensa que de alguna forma van a salir de esta… aunque el padre se sienta muy frustrado o tenga miedo a la escasez o se sienta deprimido… el niño no va a sentir estas emociones como si fueran suyas, y  en cambio si la mamá lo vive con angustia y sufrimiento, el niño va a vivir esa angustia como propia y puede que la exprese a través del cuerpo, que es la vía más directa para que los niños expresen las emociones que no pueden comprender.

Así como la mamá va a ser el punto de referencia desde la concepción hasta los 7 años, el papá va a ser clave desde los 7 a los 14, época importante para incorporar aprendizajes que tienen que ver con los límites, las consecuencias de nuestras acciones en los demás, las normas, la autoridad, la sociabilidad… pero esto ya es otro tema porque a partir de los 7 años, el niño ya empieza a expresar sus propios conflictos y justamente la figura del padre a partir de esta edad ayuda a diluir esta fusión con la madre, permite que el niño sea más autónomo y que se empiece a regular por el mismo.
fuente; http://www.biodescodificacio.com/category/conceptes-basics/

Elvira Jaureguizuria Elordui

www.sendabide.com
Contacto: info@sendabide.com

"Los adolescentes con buena educación afectiva retrasan el inicio de las relaciones sexuales"

Silverio Sáez, psicólogo, sexólogo y asesor del Servicio de Juventud del Ayuntamiento y la Universidad de Zaragoza, dio ayer la primera charla, titulada "Mi intimidad".

El sexólogo Silverio Sáez, ayer, durante su charla en el Auditorio.-¿Cuáles son las preocupaciones sexuales de los españoles?

-En mi asesoría llevamos 16 años trabajando en el ámbito juvenil y hemos observado que las demandas han variado. De las dudas anticonceptivas hemos pasado a preocuparnos por tener sexo deportivo, satisfactorio y multiorgásmico, a la interiorización de un modelo mediático en el que el sexo es todo eso. En el pasado trabajábamos para legitimar la sexualidad y ahora para que las personas sepan distinguir lo real y lo imaginario y rebajar sus expectativas sexuales.

-¿Las expectativas en cuestión de sexo son exageradas?

-Se ha impuesto una imagen de la sexualidad centrada en el coito y en una belleza muy concreta. Eso genera un modelo y si se utiliza como referencia marca un listón que, si no se alcanza, provoca frustración.

-¿Los adolescentes son más vulnerables?

-Los adultos jóvenes, de entre 25 y 35 años, tampoco están a salvo. A partir de esa edad hay más maduración de la personalidad y capacidad para poner en tela de juicio los modelos imperantes en materia sexual. Los jóvenes son más influenciables por internet, por los comentarios de sus amigos... Con la experiencia la gente ve la medida real del sexo.

-Dicen que la edad de inicio de las relaciones sexuales se está adelantando.

-Hace dos años, según un informe realizado a nivel europeo, España estaba entre los diez países donde más tarde tenían su primera experiencia sexual los adolescentes. A mí me ha tocado trabajar en el Tribunal de Menores con niñas de 12 o 13 años que ya han tenido relaciones sexuales. No niego que eso exista, pero es la excepción y no está generalizado. Hay que distinguir los casos que nos llegan a terapia de la tendencia general. El primer coito se produce, como media, hacia los 16 años. Los adolescentes con una buena educación afectiva retrasan el inicio de las relaciones sexuales.

-Así que España es uno de los países europeos donde más tarde se inician los jóvenes en el sexo.

¿Eso es bueno o malo?

-Las cosas no están peor que hace unos años y la demora no es por represión, sino porque no actúan por meros automatismos. Es el resultado de entender que la sexualidad es toda la vida, todo el cuerpo y que tengo posibilidad de elegir mi sexualidad y dar el salto a la madurez al hacerlo.

-¿Cómo ha evolucionado la sociedad española en materia de sexo en los últimos años?

-Las quejas por cuestiones morales, de culpa, por entender la sexualidad como algo inadecuado están pasando a la historia. Se está dando un salto adelante: la dimensión placentera de la sexualidad no sólo se considera legítima, sino que es entendida como un valor. Otro cambio producido en los últimos años es la aparición de un nuevo actor a considerar en el terreno sexual: la mujer, que antes no se tenía en cuenta no sólo por cuestiones morales sino por el desconocimiento que existía sobre la respuesta sexual femenina.

 

Charla en el Auditorio  

 
La primera de las conferencias del ciclo "El valor de ser uno mismo", organizado por El Teléfono de la Esperanza, estuvo dedicada al sexo y su integración en la personalidad.

 

Elvira Jaureguizuria Elordui

www.sendabide.com
Contacto: info@sendabide.com

Blog sobre postadopción:

Adopción familiar. Adopción internacional y nacional. Psicología. Terapia familiar y de pareja. Psicoterapia.



Bilbao