Carta poema para una madre biológica


Poniéndome en el lugar de mi madre biológica:

Nunca supe qué era lo que quería de verdad,
era una sombra nada más.

Fui muchas cosas.
Una vez fui mi corazón
que latía tanto de dolor
que yo lloraba sin saber porqué razón.


Otra vez fui pasado.
Mi pasado.
Que lo recuerdo cada día
Ya que fui yo quien lo estropeó.

Con 17 un niño.
Y con 18 una niña.

Nunca me paré a pensar que lo mejor era esperar.
Podía haber tenido una vida como todos los demás
sin necesidad de quedarme sola, sin nadie a quien abrazar y sin nadie que me abrace.


Lo que recuerdo frecuentemente es que dejé dos niños,
mis niños,
no en un lugar cualquiera,
en un lugar donde pudieran tener unos padres
que les den un futuro que no tuve yo.

El futuro que quieran fabricar.

Yo por eso termino todo esto diciendo que
espero volver a veros algun día.

Cuando todo esto haya cambiado de verdad,
cuando yo tenga a alguien a quien amar y que me ame.

Y cuando esté peparada para veros,
con una buena vida y siendo responsables
porque a mi me haría ilusión que todo esto algún día cambie.


Autora: E. B. Gª de B. de 14 años.











Contacto: info@sendabide.com

Elvira Jauregizuria Elordui

Blog sobre postadopción:

Adopción familiar. Adopción internacional y nacional. Psicología. Terapia familiar y de pareja. Psicoterapia.



Bilbao