Propuesta de Adopción Abierta como una fórmula para no institucionalizar a los niños



El pleno del Senado ha aprobado por unanimidad una propuesta del PSOE para crear una comisión sobre adopción nacional que analizará la problemática de este fenómeno, junto con las comunidades autónomas, las ONG, jueces y fiscales.

En España, hay unos 30.000 niños sometidos a tutela del Estado, de los cuáles un 10 por ciento reuniría los requisitos para ser adoptado, según explicó el portavoz de Educación, Política Social y Deporte del Grupo Socialista en el Senado, Mario Bedera.

Ccada año se adoptan unos 800 niños españoles, mientras que las adopciones internacionales ascienden a más de 5.000.

"A los niños que crecen institucionalizados, se les priva del derecho a vivir en una familia". Por eso, considera que hay que abrirse "a otras fórmulas que no hay en España", como por ejemplo, la adopción abierta.

Bedera destacó que las adopciones nacionales "no tardan más" que las internacionales. Así, matizó que esta circunstancia no se produce si se intenta adoptar a un niño de un año, pero no con uno de siete.

La legislación actual

La adopción es una institución jurídica de integración familiar que, por medio de una decisión judicial, crea entre adoptante/s y adoptado un vínculo de filiación idéntico al de los hijos por naturaleza, al mismo tiempo que se extinguen, salvo excepciones, los vínculos jurídicos entre el adoptado y su familia biológica.

Una vez constituida la adopción es irrevocable. Las leyes que la regulan son las siguientes:

. Ley 21/87

. Convenio de La Haya 29-V-93

. L.O. 1/96

. Ley 54/07

La adopción nacional

Los requisitos por parte del adoptante son:

. Ser mayor de 25 años. En la adopción por ambos cónyuges basta que uno de ellos haya alcanzado dicha edad.

. Tener, por lo menos, catorce años más que el adoptado.

. Haber sido declarado idóneo para el ejercicio de la patria potestad por la entidad pública competente.

Por parte del adoptado, los requisitos serían:

. Sólo se podrá adoptar a los menores de 18 años que no estén emancipados. Por excepción, será posible la adopción de un mayor de edad o de un menor emancipado cuando, inmediatamente antes de la emancipación, hubiere existido una situación no interrumpida de acogimiento o convivencia, iniciada antes de que la persona que va a ser adoptada hubiere cumplido los 14 años.

. No se puede adoptar a un descendiente ni a un pariente en segundo grado de la línea colateral por consanguinidad o afinidad.

Los órganos competentes para tramitar el expediente de adopción en el ámbito administrativo son los servicios de protección de menores de las Comunidades Autónomas y de las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla.

La constitución de la adopción sólo es posible judicialmente, siendo competente para dicha constitución, a propuesta de la Entidad Pública de Protección de Menores, el Juez de Primera Instancia/familia del domicilio de la entidad y, en su defecto, el del domicilio del adoptante.

Procedimiento de adopción

Para iniciar un expediente de adopción el interesado debe dirigirse a la entidad pública competente de su lugar de residencia (servicio de protección de menores de la ciudad en donde resida) para cumplimentar una solicitud de adopción, a la que se acompañan los documentos básicos necesarios:

. Certificado de nacimiento.

. Certificado de matrimonio, en su caso.

.Certificado de penales.

. Certificado médico.

. Certificado de ingresos económicos.

Una vez presentada la solicitud de adopción, el equipo multiprofesional del servicio de protección de menores realiza un estudio psicosocial de los solicitantes, que permite valorar la capacidad para adoptar y que resuelve sobre su idoneidad para el ejercicio de la patria potestad.

Posteriormente la entidad pública presenta el expediente de propuesta previa al juez competente, al que se adjunta todos los documentos necesarios.

No se requiere propuesta previa de la entidad pública cuando en el menor que va a ser adoptado concurra alguna de las circunstancias siguientes:

. Ser huérfano y pariente del adoptante en tercer grado por consanguinidad o afinidad.

. Ser hijo del consorte del adoptante.

. Llevar más de un año acogido legalmente bajo la medida de un acogimiento preadoptivo o haber estado bajo su tutela por el mismo tiempo.

. Ser mayor de edad o menor emancipado.

La adopción internacional

El ciudadano español que desea adoptar un niño de origen extranjero debe cumplir los requisitos previstos en la ley relativa a la adopción del país de origen del niño y asimismo los requisitos previstos en la legislación española, es decir:

. Ser mayor de 25 años.

. Tener, al menos, catorce años más que el adoptado.

. Haber sido declarado idóneo por la entidad pública competente en España (servicios de protección de menores de su ciudad de residencia). Sin esta declaración de idoneidad, la adopción constituida en el extranjero no surtirá efectos en España.

. También debe tenerse en cuenta que no será reconocida en España como adopción la constituida en el extranjero por adoptante español si los efectos de aquélla no se corresponden con los previstos por la legislación española.

Para iniciar un expediente de adopción internacional es necesario dirigirse a la entidad pública competente de su lugar de residencia (servicio de protección de menores de la ciudad en donde resida) a fin de:

. Presentar la solicitud de adopción para el país en el que desean realizar una adopción, siempre que se den las circunstancias necesarias para ello.

. Que se realice, por el equipo multiprofesional de los servicios de protección de menores de su lugar de residencia, el estudio psicosocial, que permita valorar la capacidad para adoptar y que da lugar a la declaración de idoneidad para el ejercicio de la patria potestad y sin la cual no pueden reconocerse efectos a la adopción constituida en el extranjero.

. Una vez obtenida la idoneidad, se constituye el expediente con toda la documentación requerida en la legislación del país de origen del niño.

. Toda la documentación debe ser debidamente legalizada, autentificada y traducida, en su caso.

. Concluido el expediente, la Administración lo envía al organismo competente del país de origen del niño.

Una vez el expediente en el organismo competente del país del niño es estudiado por éste, para poder realizar la asignación de un niño, pasando posteriormente el expediente a la instancia judicial competente, quien dictará la resolución de adopción.

Con el fin de que dicha resolución produzca efectos en España deberá ser registrada bien en el Registro Civil del Consulado correspondiente, o bien, una vez en España, en el Registro Civil del domicilio de los adoptantes.

En el caso de que la adopción se realice entre países que formen parte del Convenio de La Haya, la tramitación se hará de acuerdo al procedimiento contemplado en el mismo.

Entidades Colaboradoras de Adopción Internacional

Tramitación de un expediente de adopción en un país extranjero a través de Entidades Colaboradoras de Adopción Internacional (ECAIs)

Las Entidades Colaboradoras de Adopción Internacional (ECAIs), para poder mediar en la tramitación de un expediente de adopción internacional, deberán estar habilitadas con este fin por el órgano competente de la Comunidad Autónoma y autorizadas por el órgano competente del país en el cual quieren desarrollar su trabajo.

La Gaceta (Fuente: Ministerio de Trabajo e Inmigración)



www.sendabide.com

Contacto: info@sendabide.com

Blog sobre postadopción:

Adopción familiar. Adopción internacional y nacional. Psicología. Terapia familiar y de pareja. Psicoterapia.



Bilbao