¿LOS ABUSOS SEXUALES EN LA INFANCIA INFLUYEN EN LA CAPACIDAD PARA EXPRESAR EMOCIONES?




La experiencia de abusos sexuales en la infancia puede determinar la capacidad para reconocer y expresar las propias emociones en la vida adulta. Así lo ha demostrado un estudio publicado en el último número de la revista Psychotherapy and Psychosomatics.


Esta dificultad para tomar conciencia de las propias expresiones fisiológicas o para entender el significado emocional de las mismas se conoce como alexitimia. El constructo de alexitimia fue definido hace relativamente poco tiempo, y engloba cuatro características fundamentales: a) dificultad para distinguir entre los sentimientos y las sensaciones corporales propias de la activación emocional; b) dificultad para identificar y describir los sentimientos; c) limitación de los procesos imaginativos, lo que implica ausencia de fantasías y ensueños; y d) estilo cognitivo orientado hacia lo externo y concreto.



En el estudio anteriormente mencionado, participaron 76 mujeres que habían sufrido abusos sexuales durante su infancia. Se evaluó su capacidad para expresar emociones mediante un cuestionario de alexitimia (Bermond Vorst Alexithymia Questionnaire, BVAQ), que permite obtener, por separado, puntuaciones en la dimensión cognitiva del constructo de alexitimia (donde se incluyen las escalas de verbalización, identificación y análisis de emociones) y en su dimensión afectiva (capacidad para fantasear y emocionarse).


Al comparar las respuestas del grupo de mujeres que habían sufrido abusos con respecto a un grupo control, se observaron diferencias significativas en las puntuaciones totales de alexitimia, de tal manera que las mujeres con una historia previa de abusos sexuales en la infancia mostraron una baja capacidad para reconocer y expresar sus propias emociones. Además, se observó un patrón específico de respuestas en este grupo de mujeres, caracterizado por puntuaciones normales en la dimensión afectiva del constructo junto con puntuaciones altas en la dimensión cognitiva, es decir, que parece que este colectivo presenta una buena capacidad de imaginación y de expresión emocional pero serias dificultades para verbalizar, identificar y analizar sus emociones.

Si bien se necesitan más estudios para profundizar en esta cuestión, los resultados de esta investigación apoyan la idea de que los abusos sexuales en la infancia son determinantes para el desarrollo posterior de alexitimia. Así mismo, subrayan la importancia de identificar los diferentes subtipos de alexitimia en futuras investigaciones.


Referencia:

Bermond, B.; Moormann, P.P.; Albach, F.; van Dijke,A. (2008). Impact of Severe Childhood Sexual Abuse on the Development of Alexithymia in Adulthood. Psychotherapy and Psychosomatics, 77, 260-262.





www.sendabide.com

Contacto: info@sendabide.com

Blog sobre postadopción:

Adopción familiar. Adopción internacional y nacional. Psicología. Terapia familiar y de pareja. Psicoterapia.



Bilbao