INTERVENCIÓN FAMILIAR ESTRATÉGICA EN EL ÁMBITO DE LA VIOLENCIA

Cloé Madanes


Entre los meses de mayo y noviembre de 2008, la Fundació Concepció Juvanteny, de Barcelona, en colaboración con el Centro Reina Sofía y contando con el apoyo del Center for Child and Family Development de la Universidad de San Francisco (California, EEUU), organizarán un Curso de Especialización en Intervención familiar estratégica en la prevención y el tratamiento de la violencia, un tema de máxima actualidad y gran relevancia para los profesionales de la Psicología. Este Curso, dividido en 5 sesiones monográficas independientes, que se llevarán a cabo en Barcelona y Valencia, estarán impartidos en exclusiva por la Dra. Cloé Madanes, referencia internacional en terapia familiar breve y una de las principales promotoras de la aproximación estratégica en la terapia familiar.


Para todas aquellas personas que estén interesadas en asistir a estos cursos, que se celebrarán en Barcelona los días 31 de mayo y 1 de junio; 6 y 7 de septiembre; 27 y 28 de septiembre; y en Valencia los días 25 y 26 de octubre; y 22 y 23 de noviembre de 2008, pueden obtener más información entrando en la página web del curso o del Centro Reina Sofía.

ENTREVISTA A CLOÉ MADANES
INFOCOP:Su forma de trabajar abarca diferentes niveles (individual, parejas, familiar organizacional, comunitario, etc.), pero, ¿en qué consiste exactamente su propuesta teórica y metodológica? ¿Qué elementos definitorios podría resaltar de la misma?


-Ningún ser humano existe en aislamiento. Todos somos parte de un contexto social determinado, de una red de relaciones con familiares, amigos, comunidad, etc. Las relaciones interpersonales tienen un enorme poder para lastimar y también para reparar. Cuando una persona sufre de un problema emocional, la manera más efectiva de conseguir que mejore, es a través de un cambio en su contexto social de referencia. Además, el contexto más relevante para la persona suele ser la familia, es decir, aquéllos con quienes comparte un pasado, un presente y va a tener un futuro. Es por esto que intervenimos en la familia. Algunas veces, el contexto social más importante es la escuela o el trabajo y entonces, lo hacemos desde esos otros espacios.


Como elementos definitorios, hemos de comentar que intervenimos en la familia porque pensamos que los problemas de conducta y los trastornos emocionales, así como la violencia, tienen poco o nada que ver con algo del interior de la persona, con su mente, su personalidad, con un diagnóstico o un problema químico. Más bien, es la relación entre las personas lo que causa problemas en el individuo, ya se trate de niños, jóvenes o adultos, y es la modificación de las relaciones lo que lleva al individuo a cambiar y a superar sus problemas. Por eso, para entender al individuo, debemos entender a la familia (sus relaciones, sus valores, sus necesidades y su contexto social).

-Usted habla de intervención breve estratégica como algo fundamental en su forma intervenir. Concretamente, uno de los principios básicos de su propuesta es que los individuos, las relaciones, las organizaciones y las comunidades pueden ser guiados hacia el cambio positivo a través de intervenciones estratégicas planificadas. De forma más concreta, ¿cómo concibe usted este tipo de intervención estratégica? ¿En qué consiste exactamente la planificación estratégica?


-La intervención estratégica consiste en una serie de pasos dentro de diferentes metodologías y para diferentes problemáticas, por ejemplo, para resolver un problema emocional de un niño, la violencia de un adolescente, un problema matrimonial o un caso de abuso sexual.

Los pasos tienen en común que siempre se empieza por investigar quiénes son los sujetos y las organizaciones involucradas en el problema. Luego se reúne a estas personas en una primera sesión, donde se observa qué recursos existen para resolver el problema en cuestión. A partir de esto, se elabora una estrategia que consiste básicamente en orientar a los participantes hacia cómo deben cambiar las relaciones entre ellos con el objeto de que el problema deje de existir y para que mejore la calidad de vida de todos los implicados.

Desde el punto de vista de la planificación, el profesional formula un plan de intervención para lograr los objetivos, que deben ser explícitos y claros. No sólo se elabora un plan general de intervención sino que también se hace para cada sesión. Después de cada cita, el profesional evalúa los resultados y modifica el plan si es necesario. Si el plan no tiene éxito, el profesional se disculpa y modifica su estrategia y su plan hasta lograr los resultados deseados.


-Tal y como ha tenido conocimiento nuestra redacción, usted va a impartir recientemente varios Seminarios sobre intervención familiar estratégica en la prevención y en el tratamiento de la violencia, un tema objeto de gran preocupación hoy en día en España (asuntos como la violencia de género, el acoso escolar, etc.). ¿Qué aporta su modelo al abordaje integral de la violencia? ¿Qué aplicaciones encontramos en este campo?


-Ciertos tipos de violencia provocan un dolor en la víctima que no es sólo físico y emocional, sino también espiritual, en el sentido de un sufrimiento que afecta a la esencia misma de la persona (podríamos decir, que se trata de un dolor en el alma). Esto es lo que ocurre, por ejemplo, en el abuso sexual infantil, en las guerras étnicas y en la tortura política. Es importante ayudar a la víctima, pero también lo es ayudar al victimario para que nunca más vuelva a ejercer violencia. Yo desarrollé un método que permite conseguir estos objetivos y que consiste en una serie de pasos donde el victimario, en público, demuestra que entiende el dolor espiritual que causó, se arrepiente sinceramente frente a la víctima, y hace actos de reparación.


De esta manera, este método se aplica al abuso sexual, a la violencia adolescente, a la negligencia, a la violencia en la pareja, a la violencia en la escuela, y a situaciones de abuso y violencia en contextos más amplios como la iglesia o el gobierno.


-Como usted está indicando, los programas formativos y cursos que imparte abarcan un amplio espectro de problemáticas y agentes implicados: familias, jóvenes adultos, negligencia y abuso físico de menores, acoso escolar, violencia en las relaciones de pareja, etc. ¿Nos podría comentar algunos de los resultados más significativos obtenidos con su propuesta de intervención en su larga trayectoria como terapeuta familiar? ¿Qué ventajas principales destacaría de su metodología de trabajo?


-En el instituto que dirijo en Washington, estuvimos trabajando durante 15 años con todos los adolescentes abusadores sexuales de nuestro condado y sus familias. Llegamos a tener bastante éxito con nuestra forma de intervención pues en el 98% de los casos no se produjo repetición de este tipo de actos. Ninguna de las víctimas se convirtió en victimario ni fue abusada nuevamente, unos resultados que fueron comprobados por el Departamento de Justicia Juvenil y por el Departamento de Asistencia Social. Éstos son resultados extraordinarios para una psicoterapia, lo que me llevó a desarrollar esta metodología en otros contextos y situaciones de violencia y abuso.


La mayor ventaja de este método está en el éxito del enfoque. Una ventaja importante es que el profesional interviene para mejorar la situación de muchas personas al mismo tiempo y no se centra únicamente en un solo individuo. Como el enfoque es con la familia y con la comunidad, estas personas aprenden y desarrollan recursos para ayudar a otros a lo largo de sus vidas, de manera que tiene repercusión en la sociedad en un sentido más amplio y continuidad en el tiempo. El método es relativamente simple y fácil de aprender.


Es muy importante poner fin a la violencia y al abuso de los niños. Para que esto se produzca, es necesario trabajar con el abusador. No existe otro método mejor para prevenir la violencia.


Con la intención de importar este modelo terapéutico a Europa, y más concretamente a España, la Fundación Concepció Juvanteny de Barcelona, envió a un grupo de 15 de sus profesionales para participar en un curso intensivo que se realizó en San Diego, California. Este equipo de profesionales, representantes en España del modelo del Madanes Institute, ha creado una entidad llamada Centro de Intervención Breve en Relaciones Humanas (CIBRHUM), con la intención de ir extendiendo este modelo terapéutico y al mismo tiempo formar nuevos profesionales mediante diferentes actividades y acciones, como puede ser dar apoyo y colaboración a este curso de especialización que ahora se celebra en Barcelona y Valencia.



Contacto: info@sendabide.com

Blog sobre postadopción:

Adopción familiar. Adopción internacional y nacional. Psicología. Terapia familiar y de pareja. Psicoterapia.



Bilbao