ENCUENTRO FORMATIVO NACIONAL DE FAMILIAS, PROFESIONALES Y TÉCNICOS EN ADOPCIÓN.


Organiza arfacyl


Hasta mediados de la década de los años noventa, la ADOPCIÓN era como la hija pródiga de la maternidad/paternidad; se recurría a ella en último extremo y, después, se intentaba ocultar su existencia familiar. Se devenía de épocas obscurantistas en este respecto y se vivía con el lodo de aquellas lluvias.

Pero, afortunadamente, nuestra sociedad, nuestro pensamiento, nuestra vida en sí cambia de modos y formas en este tema tabú que era la adopción o el acogimiento y el sol, la luz clara y las ganas de ser padres y madres, hacen que se retome la adopción como forma familiar sin tapujos.

La adopción, y especialmente la adopción internacional, hoy es una realidad en España. Cada vez son más las familias que se deciden por esta forma de paternidad/maternidad, y esto hace que sea necesario anticiparse a las necesidades que vayan surgiendo como consecuencia de esta nueva realidad. Nos hemos puesto e la cabeza del mundo en adopciones por habitante, y en el caso de Cataluña, los porcentajes superan las cifras históricas que se dieron en los países nórdicos en los años ochenta. El crecimiento de las adopciones internacionales desde finales de los años noventa hasta 2005 ha sido del 500 % aproximadamente. Los últimos datos reflejan un descenso a las cifras de 2003-2004 en 2006, que ha continuado suavemente a la baja en 2007.

Las cifras para Castilla y León son aproximadamente las mismas que para el resto del territorio nacional, situándonos en torno a las 600 solicitudes al año y unas 300 adopciones, aunque en 2006 y 2007 se ha notado un importante retroceso por la coyuntura de algunos países origen mayoritario de los menores adoptados.

Resultado de este espectacular crecimiento es la gran variedad de tipología de familias, hasta ahora prácticamente inexistente en nuestro país: familias adoptivas, familias interraciales, familias mixtas biológicas y adoptivas, familias monoparentales adoptivas,…., y una nueva problemática: vínculo afectivo, adaptación escolar, integración familiar y social, pérdida y abandono, racismo,… para la que la sociedad en general no se ha preparado: ni los medios públicos han sido capaces de actuar con previsión y aportar soluciones, ni los medios privados disponen de suficientes profesionales preparados y especializados, ni la propia sociedad ha podido asumir alguno de los cambios derivados de la adopción. Y posiblemente el número de demandas de atención desbordará todas las previsiones cuando llegue la adolescencia del grueso de los menores adoptados en la última década.

Se legisla para poner orden allí donde solo había vacíos y dispensas y, en el orden internacional, se da un salto cuantitativo de adopciones que aún hoy no sabemos casi ni cómo o por qué de tal respuesta social. El número de adopciones, sobre todo internacionales, aumenta de forma espectacular, pero al mismo tiempo también aumentan los problemas, el qué hacer ante situaciones incomprensibles e incomprendidas de nuestros menores adoptados.

Es la realidad con que nos jugamos el futuro de nuestras familias; es por eso que unos encuentros entre familias adoptivas y técnicos especialistas pueden y deben marcar la realidad de lo ocurrido con la adopción y sus protagonistas, la familia: nuestros hijos e intentar volar hacia el futuro para que, a vista de pájaro, observemos la dimensión de los problemas y situaciones actuales y cómo se deben corregir para mejorar el devenir y evitar, en la medida posible, un fracaso familiar y, por ende social, que ni las familias, ni los técnicos deseamos.

Todo este colectivo de familias adoptivas, aunque con muchas cosas en común, es tan heterogéneo como el resto de la sociedad. Un buen número de ellas muestran una inquietud por prepararse y formarse en la post-adopción, otras se han agrupado en colectivos o asociaciones donde poner en común sus capacidades y esfuerzo.

Se habla de una “cultura de la adopción” y son las propias familias el mejor vehículo para transmitir esa cultura al resto de familias no integradas en los canales post-adoptivos y al resto de la sociedad. Algo que se hace aún más patente y necesario en el medio rural.

El realizar unas jornadas de este tipo, donde se encuentren los distintos actores del mundo de la adopción, para plantear las necesidades de cada uno y debatir las diferentes propuestas, se enmarca en la búsqueda de soluciones que permita anticiparnos en lo posible a esas necesidades futuras que mencionábamos.



OBJETIVO


Puesta en común de las necesidades actuales y futuras del colectivo adoptivo y debatir sobre la respuesta necesaria por parte de las distintas administraciones y del sector profesional privado.



La primera premisa para alcanzar ese objetivo es llegar a un colectivo lo más amplio posible, y para ello se llevará a cabo la publicación de todas las conclusiones y trabajos de las jornadas, a modo de Guía, y que pueda servir como referente para las actuaciones futuras de todos los sectores implicados en los procesos de adopción.



DESTINATARIOS


Todos los agentes que intervienen en los procesos adoptivos, pero otorgando un protagonismo especial a las familias y a las necesidades y demandas que éstas planteen.

Cuantitativamente supone, y por este orden: 220 familias socias de la Asociación Regional de Familias Adoptantes de Castilla y León, ARFACyL; las familias que han realizado alguna de las 2.800 adopciones internacionales o 900 nacionales, en los últimos 10 años en Castilla y León; las más de 3.500 familias integradas en las asociaciones de todo el territorio nacional que forman la Federación Coordinadora de Asociaciones en Defensa de la Adopción y el Acogimiento, CORA; y por extensión a todas las familias adoptivas españolas.

El resto de colectivos a los que se dirigen estas jornadas son:

Técnicos en servicios sociales de las CCAA y del Gobierno central.
Técnicos de las Entidades Colaboradoras en Adopción Internacional, ECAIs.
Profesionales y terapeutas especialistas en la problemática adoptiva.
Formadores de familias adoptivas.
Juristas y estudiosos de la adopción.
Tomado de http://www.arfacyl.org/


www.sendabide.com
Contacto: info@sendabide.com

FORMAR PARA LA ADOPCIÓN – ENTREVISTA A JESÚS PALACIOS

© INFOCOP ONLINE

Consciente de las dificultades que supone el proceso de adopción, un grupo de expertos del Dpto. de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universidad de Sevilla ha ideado un programa de formación para la adopción con el objetivo de facilitar la aclimatación emocional del menor y la familia adoptante.

Infocop Online se ha interesado por esta iniciativa y ha entrevistado para sus lectores a Jesús Palacios, Catedrático de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universidad de Sevilla y director de este programa de formación.

ENTREVISTA

Infocop: No cabe duda de que la adopción es un proceso complejo, que no está exento de dificultades, tanto para la familia que adopta como para el menor. En este sentido nos interesaría que nos comentara cuáles son las dificultades que con mayor frecuencia manifiestan los padres adoptantes y los niños y niñas adoptivos a la hora de adaptarse a su nueva situación.

Jesús Palacios: Depende mucho de la edad y de las experiencias previas del menor. Lógicamente, no es lo mismo adoptar a un bebé de pocos meses con poca adversidad acumulada, que adoptar a un niño o una niña que antes de su llegada a la nueva familia ha pasado por malos tratos, abandono, institucionalización…

La mayor parte de los adoptados y la mayor parte de las familias adoptivas resuelven con éxito las dificultades que se les plantean, que están muy relacionadas con la adversidad pasada. Los problemas de desarrollo físico, cuando existen, suelen resolverse bien. Las dificultades de apego o algunos problemas de conducta como la tendencia a la hiperactividad, pueden ser más complejos y requerir más tiempo. Y luego está toda la problemática específicamente relacionada con la comunicación sobre adopción, que algunas familias resuelven mejor que otras y que para algunos adoptados suponen más problema que para otros.

I.: Ahondando un poco más en la pregunta, ¿cuáles serían los factores psicológicos que favorecerían o, por el contrario, interferirían en la vinculación afectiva de los padres y los menores?

J.P.: Los factores que favorecen y dificultan tienen que ver tanto con características de los adoptados, como de los adoptantes. En los adoptados, dificultan la vinculación experiencias previas negativas en ese área, que pueden haber generado desconfianza, inseguridad y miedo a las relaciones interpersonales más próximas. En los adoptantes, dificultan la vinculación las expectativas desmesuradas, el no interpretar adecuadamente la conducta infantil (un niño al que le cuesta expresar afecto, por ejemplo, no es un niño incapaz de querer, sino alguien que necesita más tiempo y buena capacidad de comprensión de sus dificultades), el no tener paciencia para ir consiguiendo logros a veces lentamente…

I.: Dadas las complicaciones asociadas a este proceso, el programa de formación que desde su equipo han diseñado resulta de un valor incuestionable. ¿Nos podría hablar un poco más en profundidad acerca de en qué consiste este programa?

J.P.: Es un programa de formación para la adopción. Tiene dos versiones, una para adopción nacional y otra para la internacional. Se trabajan los temas básicos: motivaciones, expectativas, cómo favorecer la integración, cómo hacer frente a los problemas de conducta, cómo plantear la comunicación sobre la adopción y la búsqueda de los orígenes… Es un programa de formación altamente participativo, que trata de ayudar a madurar la toma de decisión, por un lado, y a prepararse para las tareas específicas de la adopción, por otro.

I: ¿Nos podría adelantar algunos resultados de la puesta en marcha del programa que han diseñado?

J.P.: Creo que los resultados son muy satisfactorios. Han pasado ya centenares de familias por el programa. Tanto los profesionales que lo usan como los solicitantes de adopción que pasan por él expresan altos niveles de satisfacción. El programa empezó a desarrollarse en versión piloto en 1999 y se reformuló en 2006 para actualizarlo e introducir las mejoras que la experiencia sugería. Se está utilizando en varias Comunidades Autónomas españolas y creo que puede afirmarse que está ayudando a muchas familias a acercarse mejor preparadas a las tareas que les esperan como adoptantes.

I.: En los últimos años, los procesos de adopción han crecido a un ritmo vertiginoso en nuestro país. Como se ha señalado, es un proceso complejo lleno de riesgos y dificultades. A este respecto, ¿cuál es el papel de la Psicología en este fenómeno relativamente nuevo en nuestra sociedad?

J.P.: En España los psicólogos tenemos un papel muy destacado en todo lo relacionado con la adopción. En la mayor parte de los países, son los trabajadores sociales los únicos que intervienen en el proceso de valoración de idoneidad, formación, seguimiento tras la adopción… Creo que es bueno que los psicólogos participemos también en esas intervenciones profesionales, a condición de hacerlo no desde la perspectiva de la adopción como patología, sino como una forma de familia que tiene sus rasgos específicos y que necesita, por tanto, ser entendida y ayudada siguiendo algunas claves que le son propias. Y, por supuesto, cuando en algún caso concreto haga falta una intervención más clínica, también ahí es bueno que estemos los psicólogos, particularmente aquéllos que se hayan formado en las peculiaridades de la adopción.

I.: Ya para finalizar, ¿le gustaría añadir alguna otra cuestión?

J.P.: Lo que deseo añadir está implícito en lo que acabo de decir: no podemos ayudar eficazmente a quien no entendemos adecuadamente. La Psicología de la adopción tiene unos cuantos aspectos muy específicos, casi todos ellos relacionados con la historia de pérdidas que hay detrás tanto de quienes adoptan como de quienes son adoptados. Como todo, la formación es fundamental para poder hacer bien el trabajo profesional. Son muchas las familias y los menores que pueden beneficiarse de la intervención psicológica, desde la prevención hasta el tratamiento. Algunos de los problemas irán creciendo a medida que quienes han sido adoptados en los últimos años se conviertan en adolescentes. Mejor estar preparados para cuando nos necesiten.


Blog sobre postadopción:

Adopción familiar. Adopción internacional y nacional. Psicología. Terapia familiar y de pareja. Psicoterapia.



Bilbao