Unas doce familias vascas adoptan niños procedentes de África cada año.

SENDABIDE Iº Servicio de Post-adopción.Psicoterapia.
Terapia familiar y apoyo en las adopciones.
Terapia de pareja.
En Bilbao. Vizcaya.
http://www.sendabide.com/


Una docena de familias vascas adoptan niños procedentes de África cada año.
Las leyes, la religión y la cultura que rigen en los países del continente africano son los principales impedimentos para llevar a cabo las tramitaciones.
China domina las adopciones internacionales en Euskadi con el 44% de los casos, seguida de Rusia (25%) y Ucrania (11%).
Unos porcentajes muy elevados si se comparan con Etiopía, el primer país africano que aparece en los listados de adopciones del País Vasco, y que sólo suponen tres de cada cien procesos que se llevan a cabo.


Una realidad que no acaba de cuajar porque las solicitudes no se materializan. De ahí, que tan sólo se registren cada año una docena de adopciones de niños de África, según fuentes del Gobierno vasco y las diputaciones forales.

Un dato que queda lejos de los más de 300 menores que llegan del resto de continentes al País Vasco para formar parte de una nueva familia. Hace una década esta cifra era impensable y hoy suponen el 90% de las adopciones.

El resto, el 10%, se llevan a cabo dentro de España.

El continente africano empieza a aparecer en el mapa de la adopción internacional, pero con muchos baches en el camino.

Las razones que motivan estas cifras tan bajas de expedientes son «la religión, la cultura tan arraigada que tienen y las leyes propias de cada país», según las asociaciones de familias adoptivas vascas. Y, todas ellas, destacan que hechos como el del tráfico de menores en Chad «no benefician nada».


Para leer más: http://www.elcorreodigital.com/alava/20071108/pvasco-espana/solo-docena-familias-vascas-20071108.html
Fuente: El correo digital

Elvira Jauregizuria Elordui
Paz Bahillo Calle

Blog sobre postadopción:

Adopción familiar. Adopción internacional y nacional. Psicología. Terapia familiar y de pareja. Psicoterapia.



Bilbao