EXCLUIR LA FAMILIA BIOLOGICA DE LA MEMORIA DEBILITA LA FUERZA VITAL


SENDABIDE Iº Servicio de Post-adopción.Psicoterapia.
Terapia familiar y apoyo en las adopciones.
Terapia de pareja.
En Bilbao. Vizcaya.


El estado de bienestar personal depende del respeto y la consideración con que recordamos e imaginamos a los integrantes del sistema familiar o familia de origen en sus diferentes generaciones, con independencia de cómo fueran éstos o de cómo se comportaran.

Bert Hellinger es el iniciador de una herramienta terapéutica llamada “constelaciones familiares” (o “configuraciones sistémicas”) con la cual se ayuda a las personas a reconciliarse con su pasado de cara a que puedan aprovechar las oportunidades del presente.

Para Hellinger, hay dos causas principales del comportamiento neurótico: la exclusión de familiares biológicos en el corazón y la interrupción temprana del movimiento de vinculación con la madre. Si tenemos en cuenta su trabajo, los esfuerzos cuidadores de las familias adoptantes corre riesgo de acabar en fracaso si “olvidan” incluir en la memoria del niño el recuerdo afectuoso hacia quienes le dieron la vida.

Por lo tanto, si ayudamos a los niños y niñas adoptados a recordar e imaginar a su familia biológica y les ayudamos a que la respeten y la lleven en su memoria, y que se permitan pansar en ella cuando acudan a su mente. Cuando van a la escuela o están con los amigos... les estamos ayudando a reconstituir su identidad lo cual les facilitará que puedan tomar las oportunidades que la vida les está dando ahora gracias a los cuidados y el amor que les ofrecen sus padres adoptantes.
También es importante la mirada con la que los padres adoptantes miran a la familia biológica: si la mirada es de desprecio o de compasión sensiblera, el niño adoptado no podrá honrar sus orígenes ni tomar lo que la vida ahora le ofrece.

Fuente: Asaldenia.

Paz Bahillo Calle
Elvira Jauregizuria Elordui

Blog sobre postadopción:

Adopción familiar. Adopción internacional y nacional. Psicología. Terapia familiar y de pareja. Psicoterapia.



Bilbao