Las nuevas normas de adopción internacional en Pekín


SENDABIDE Iº Servicio de Post-adopción.
Terapia familiar y apoyo en las adopciones.
Bilbao. Vizcaya.




Pekín asegura que las nuevas normas de adopción internacional no buscan disuadir a las familias adoptantes

Pekín. (Europa Press).


- El Gobierno chino aseguró hoy que las nuevas normas de adopción en el país no buscan restringir el número de extranjeros que pueden adoptar a niños chinos, sino garantizar que éstos reciben el mejor cuidado familiar posible, tras las críticas suscitadas por estas medidas, que entrarán en vigor la próxima primavera.Según explicó hoy el director del Centro para los Asuntos de Adopción de China (CCAA) del Ministerio de Asuntos Civiles, China cuenta actualmente con muchos menos niños disponibles para la adopción por parejas extranjeras.


"Cada vez más familias chinas han adoptado niños de nuestro centro en los últimos años y el desarrollo económico y social ha hecho que cada vez menos niños sean abandonados o queden huérfanos", indició Lu, citado por la agencia oficial Xinhua, que recuerda que las convenciones internacionales estipulan que se debe dar preferencia a las parejas nacionales a la hora de la adopción.Según Lu, el número de extranjeros que solicita adoptar a un niño en China ha aumentado, por lo que el período de espera actual es de unos catorce o quince meses.


"Las nuevas normas ayudarán a acortar el período de espera para los extranjeros cualificados y acelerarán el proceso para los niños, en especial los discapacitados, con el fin de que puedan ir a nuevas familias y conseguir una mejor educación y tratamiento médico de forma más rápida", explicó.En este sentido, el responsable chino aseguró que la nueva normativa ha sido pensada en interés de los niños para garantizarles condiciones familiares óptimas.


Las nuevas normas, que entrarán en vigor el 1 de mayo de 2007, dificultan a los extranjeros con sobrepeso, solteras y en situación económica precaria. Por contra, se da prioridad a aquellas parejas extranjeras estables y acomodadas económicamente de entre 30 y 50 años.Algunos medios extranjeros habían afirmado que las nuevas reglas buscaban limitar el número de extranjeros que pueden adoptar a niños chinos, pero otro responsable de la CCAA, Xing Kaimin, negó estas acusaciones, afirmando que los nuevos criterios buscan proteger los intereses de los niños y no para perjudicar a los solicitantes menos cualificados, que pueden seguir presentando sus solicitudes.


Las personas obesas, según Xing, citado por el diario 'China Daily', tienen por ejemplo más posibilidades de sufrir enfermedades y podrían tener una expectativa de vida más corta, no que tiene sus consecuencias para la vida del niño adoptado.

Blog sobre postadopción:

Adopción familiar. Adopción internacional y nacional. Psicología. Terapia familiar y de pareja. Psicoterapia.



Bilbao