Ley sobre adopciones UNICEF

SENDABIDE Iº Servicio de Post-adopción.
Terapia familiar y apoyo en las adopciones.
Bilbao. Vizcaya.
www.sendabide.com

¿Y cómo afrontar el tema de las Adopciones?

La Convención sobre los Derechos del Niño, que guía el trabajo de UNICEF, claramente establece que todo niño tiene el derecho a conocer y recibir cuidado de sus propios padres siempre que fuere posible reconoce explícitamente el valor e importancia de las familias en las vidas de los niños, en esta perspectiva UNICEF cree que las familias que necesitan apoyo o asistencia especial para proveer cuidado a sus niños deberían recibirlo, y que los medios alternativos para el cuidado de un niño debieran ser sólo ser considerados cuando, a pesar de esta asistencia o apoyo, la familia del niño no está disponible, es incapaz o carece de voluntad para cuidar al niño o la niña.

Para los niños que no pueden ser educados por sus propias familias, un adecuado entorno familiar alternativo debe ser contemplado con preferencia frente a un cuidado bajo régimen de guarda institucional, que debería ser utilizado como un último recurso y como una medida transitoria o temporal.

La adopción internacional es una de las opciones alternativas de cuidado/protección abiertos para la niñez, para aquellos niños-as que individualmente no pueden ser cuidados en un medio familiar permanente o estable en sus países de origen. En cada caso, el interés superior del niño, considerado individualmente, deberá ser el principio rector para adoptar una decisión en términos de una adopción.

Muchos países alrededor del mundo han reconocido los riesgos de la adopción y han ratificado el Convenio de la Haya relativo a la Protección del Niño y a la Cooperación en materia de Adopción Internacional. UNICEF apoya enfáticamente este instrumento internacional, el cual fue diseñado para poner en práctica los principios relativos a las adopciones internacionales contenidos en la Convención sobre los Derechos del Niño.

Estos incluyen el asegurar que la adopción sea autorizada únicamente por las autoridades competentes, que las adopciones internacionales cuenten con al menos las mismas salvaguardas y reglas que aplican para las nacionales, y que la adopción internacional no conlleve la obtención de beneficios económicos indecorosos o deshonestos para aquellas personas relacionadas en el proceso.

El caso de los niños separados de sus padres y comunidades en tiempos de guerra, conflicto armado o desastres naturales amerita especial atención.
No se puede presuponer que estos niños no tienen padres o parientes. Incluso si ambos progenitores hubieran muerto, es evidente que existen las posibilidades de encontrar parientes vivos, una comunidad y un hogar para retornar después de que el conflicto se calme o el desastre sea mitigado.

Por lo tanto, esos niños no deberían ser considerados para adopción internacional y la prioridad debería ser la localización o rastreo de las familias.

Esta posición es compartida por UNICEF, ACNUR, el CICR y organizaciones no gubernamentales como la Alianza Save the Children.


Cliska en el título para ver la ley al completo.

Blog sobre postadopción:

Adopción familiar. Adopción internacional y nacional. Psicología. Terapia familiar y de pareja. Psicoterapia.



Bilbao